Interior y Policía fortalecerá controles migratorios

Control migratorioEl ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, anunció que la cartera fortalecerá, a través de la Dirección General de Migración, los debidos controles migratorios ante la avalancha de ciudadanos extranjeros, mayoritariamente haitianos y venezolanos, que se detecte se encuentran en República Dominicana en condición irregular.

“Nosotros tenemos un régimen migratorio y debemos establecer controles. Hicimos un Plan Nacional de Regularización en el que el gobierno invirtió 50 millones de dólares y se regularizaron unos 249 mil extranjeros, el 98 por ciento haitianos, y quien no tenga sus documentos de regularización, no tiene derecho a andar por las calles de República Dominicana”, expresó.

Dijo que Interior y Policía está observando el fenómeno de la gran cantidad de extranjeros que han llegado a territorio dominicano, especialmente haitianos y venezolanos.

“En República Dominicana tenemos una cantidad determinada de puestos de trabajo, y es una situación que nosotros estamos observando; nos hemos organizado como nación y tenemos un régimen migratorio y tenemos reglas y tenemos que aplicarlas”, agregó.

Afirmó que esos extranjeros con mayor preparación le hacen una competencia al mercado laboral dominicano. Aclaró que nunca tendrá una posición xenófoba en contra de la inmigración, porque el ser humano ha migrado siempre, como los dominicanos también han buscado otros horizontes, e indicó que el género humano se expandió por el globo terráqueo por los grandes movimientos migratorios que se han producido.

Dijo que la gran cantidad de extranjeros, particularmente de haitianos y venezolanos, también ha generado una situación en  el sistema educativo dominicano, porque como vienen acompañados de sus familias, sus niños, amparados por la Declaración Universal de los Derechos del Niño, deben recibir educación, “pero ya no hay cupo, porque la Revolución Educativa que está ejecutando el presidente Danilo Medina con la Jornada Escolar Extendida, ha abarrotado los centros de estudios”.

Dijo que sin importar el status migratorios de sus padres, hay la obligación de darles educación a los niños, a quienes no se les aplica el requisito de las actas de nacimiento para inscribirse.